jueves, 10 de enero de 2013

SOBRE "HAIR", "JESUSCHRIST SUPERSTAR" 
Y ALGUNOS RECUERDOS 

El deseo de escribir sobre estos dos Musicales denominados "Operas-Rock" en su momento ha surgido a raíz de ver un video colocado por Jordi Boronat en su página de facebook, concretamente la mil veces versionada "Aquarius". Es una buena versión y no me ha desagradado escucharla, pero lleva incluidos los excesos vocales innecesarios propios de la época musical que vivimos y que sin duda gustan a muchas personas, porque de lo contrario estas interpretaciones no tendrían tanto éxito, pero no es lo que me va. En contadísimas ocasiones una segunda versión -o el número que haga- mejora la original, aunque sea del propio creador o, más aún, coincidan la faceta de compositor@ y cantante. En lo que se refiere a Hair y JCS, ni siquiera las estupendas versiones de las películas de Milos Forman (Hair) y  Norman Jewison (JCS) mejoran las de los elencos teatrales que estrenaron ambas obras en Nueva York y Londres, aunque con respecto a la segunda no lo tengo tan claro.

Cuando se editó en España el disco de Hair en 1969 me lo compré. Se trataba de la primera versión de la obra teatral original de Gerome Ragni, James Rado y Galt MacDermot, estrenada en Broadway, con la orquesta dirigida por el propio MacDermot en una producción RCA. Años después Milos Forman dirigiría la versión cinematográfica, que me gustó pero no me convenció, de forma que no me compré la versión en LP que se publicó.


Portada del LP con la grabación del elenco original

Los creadores de Hair:
Gerome Ragni, Galt MacDermot y James Rado















En 1975 o 1976 se estrenó en Barcelona una versión incompleta de Hair, me parece que en el Teatro Victoria. Era una Compañía en gira por Europa con intérpretes ingleses y americanos. Estaba bastante bien pero me supo a poco.

Con JCS las cosas fueron de otra manera: vi primero la película, me gustó, aunque tampoco me convenció. Sí, la música y menos, la película. No recuerdo porqué compré esta versión y no la del teatro pero sospecho que quienes gobernaban en los últimos años de la dictadura, prohibieron cuanto se relacionaba con JCS y tal versión no salió a la venta. No puedo asegurar nada en ningún sentido, pero la Censura de aquellos últimos años en algunos aspectos era todavía más esperpéntica que en años anteriores.

En la primavera de 1975 fui a Londres dispuesto a ver en Cine y Teatro cuanto pudiese porque en España era imposible. "Hair" no estaba en cartel, pero JCS, sí. Un espectáculo inolvidable. La noche siguiente vi "Oh, Calcuta!: otro impacto visual y emocional.




Primera página del folleto.

JCS la vi en el Palace Theatre. Al entrar te entregaban un pequeño fascículo que no estaba mal, pero había tanta diferencia con el que estaba a la venta que me lo compré. Esta es la primera página interior y en las restantes había amplia documentación sobre la obra y muchas fotos en B/N y color. Las páginas centrales se desplegaban.

A pesar de que había visto la película y el teatro no permite grandes alardes escenográficos, la impresión fue de las que no se olvidan, sobre todo para alguien procedente de la España Medieval del Régimen de Franco, debilitado en algunos aspectos, pero mantenido a ultranza por quienes medraban en él.

En aquellos años ni me pasó por la cabeza peregrinar al Lourdes Erótico de los cines del otro lado de los Pirineos, aunque si era asiduo espectador de las Semanas de Cine en Color de los años 60s y 70s, primero en el Palau de la Mùsica y posteriormente en el Palacio de Congresos, así como del Ciclo de Teatro Latino. Ambos se programaban dentro de la programación de las Festas de la Mèrce. También eran un alivio a tanta penuria las esporádicas Semanas de Cine Francés que se celebraban de vez en cuando en el Cine Alexandra.

En una de las obras de teatro, concretamente "Il servitore de due padroni"de Goldoni,  intervenía una jovencísima Raffaela Carrá, en un papel no muy extenso pero de espectacular inicio: abría una ventana con los brazos extendidos y sacaba medio cuerpo llamando a uno de los personajes. No parece un inicio particularmente espectacular, ¿verdad? Bueno, había que ver el escote... Un espléndido y gozoso impacto visual para los espíritus reprimidos de la primera mitad de los 60s. Tuve que reajustarme los ojos dentro de las órbitas.


Una Raffaela Carrá muy distinta
la de mediados de los 60s


¡Qué tiempos, Dios mío! Incluso recuerdo haber asistido a una Semana de Cine Argentino (que ya son ganas) en el Cine Balmes en donde el actor Lautaro Murúa ¡salia en todas! No había por donde cogerlas pero aguanté hasta el final de la semana porque me intrigaba saber si efectivamente salía en todas. Si.

Todo junto y a lo largo de tantos años de desierto cultural no era mucho, pero eran las únicas oportunidades de ver en público películas en versión original (con subtítulos en castellano o francés), sin cortes o con los diálogos adulterados. Aparte de que en esa época tenía más moral que el extremo del Alcoyano que sacaba un corner con mucha elevación y salía corriendo para llegar a tiempo de rematarlo.

En fín, Jordi, ya ves lo que puede dar de sí poner en Fb un video con una canción que te gusta: remueve recuerdos, revive las ganas de escribir, explica porqué aparecen juntas cosas aparentemente dispares y ¡espero! que sirva de estímulo a tí y a otras personas a comentarlo y sacar a la luz sus propios recuerdos y opiniones. 



No es nada casual el título del Blog. Tu buen amigo Josep Maria Blanch es un buen ejemplo. Y el otro padre del Blog, Xavier Gusi, a quien no se si conoces, también.