lunes, 15 de diciembre de 2014

EL BAIXADOR DEL PASSEIG DE GRÀCIA

Como se hacía antiguamente en los cines
"Próximamente en esta pantalla” 
o, “En breve en este salón”

EL APEADERO DEL PASEO DE GRÀCIA
(entre 1951 y 1953)

E
s una narración basada en hechos reales, de forma que cualquier parecido con hechos ocurridos o personas citadas no será coincidencia. Todo fue o existió, lo único que pasa es que la memoria del autor es lo que es; con lo cual puede producirse alguna imprecisión en cuanto a fechas y situación de los recuerdos. Por otra parte, me he permitido el uso de ciertas licencias, no sé si poéticas  o de otra índole que, en cualquier caso, son peccata minuta con respecto al conjunto del texto.

La narración irá acompañada de diversas imágenes sobre el lugar de los hechos y sus alrededores, que se pueden circunscribir a un círculo imaginario, con centro en la intersección de las calles Balmes y Mallorca y con el radio que permita incluir la casa en la que nací, Aribau 133, 4º, 1ª y el entonces Instituto Jaime Balmes, en el que cursé Bachillerato.

El edificio del Apeadero al que hago referencia es el que estaba situado en la calle Aragón, entre el paseo y la –también entonces- Vía layetana. Había otro similar entre Vía Layetana y Lauria. A finales de los 50s se soterraron las vías del tren y se demolieron ambos edificios

Para quienes sigan este blog desde otros países, aclaro que el “entonces” hace referencia al hecho de que en la época en que se desarrolla la narración -con la Dictadura de Francisco Franco asentada y con el beneplácito de los países democráticos- el uso del Idioma Catalán estaba terminantemente prohibido, de forma que el Castellano, era el único idioma oficial.


Segunda mitad de los 50s: El Apeadero se aproximaba a su final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario