martes, 17 de marzo de 2015

Lo digo en serio...

EL CASO ES QUE NO PRETENDÍA CRITICAR...

Momentos dedicados a curiosear por otras páginas y blogs han dejado su lugar a concentrarme en los propios escritos y en la búsqueda de la documentación destinada a completar lo que ya conozco, a fin de que las opiniones personales tengan su razón de ser y no se conviertan en especulaciones.

Especulaciones que no serán nunca tan gratuitas -cuando no interesadas, sesgadas o incluso bastante falsas-, como algunas de las informaciones encontradas, con muchos años de existencia a cuestas. Con todo, son muy interesantes y hacen conocer aspectos desconocidos y si algunas se leen entre líneas -en este caso, a toro pasado-, esclarecedoras.
Por supuesto, nunca resultan tan torcidas, insultantes y manipuladoras como las que se pueden leer, ver o escuchar, a diario, en la mayoría de los medio de información de este condenado país. De he hecho, la mayoría no lo son o, si es así, en grado casi inapreciable.
En realidad, es prácticamente imposible llegar a los extremos de indecencia, capacidad de manipulación de la realidad e insulto y desacreditación de la vida y obra de las personas como la que llegan aquí algunos en este, repito, condenado país.
En fin, me vuelvo a mis tareas. Tan sólo un apunte, que en realidad era el motivo de abrir esta página, pero se me ha ido la cabeza por otros andurriales:

LECTURA DE UN LIBRO FASCINANTE, llegado a mis manos en los periódicos envíos de libros que mantenemos mi hermana Rosario y yo. Un libro publicado en Inglaterra y USA en 1970 y que hasta el 2002 no se publicó en España. Seguramente, porque hizo falta que hicieran una película basada en él para que una editorial se enterara de su existencia o, si ya lo conocía, se dignara publicarlo. YA ESCRIBIRÉ SOBRE LIBRO Y SU NO MENOS FASCINANTE AUTORA
Dejo de criticar y me vuelvo a lo que estoy haciendo: 
MARÍA ALBA, CONCHITA MONTENEGRO, HOLLYWOOD (hasta en la sopa) Y, POR TODAS PARTES, LA BARCELONA D'ABANS, D'AVUI I DE SEMPRE...
Como podrán apreciar quienes siguen mis blogs, lo que aparece en ellos parece a veces seguir un imaginario Juego de la Oca y, dentro de lo previsible, no está nada claro, ni para mí, si lo próximo que coloque va a ser lo que está en marcha o algo imprevisto.
En fin, ahora sí, definitivamente, vuelvo a lo que me tiene absorbido.
Es un decir...

No hay comentarios:

Publicar un comentario