martes, 4 de noviembre de 2014

LOS EDITORIALES

El primer EDITORIAL
de BOLA DE SET
la declaración de intenciones
(tal como se publicó en el primer número de la revista)


C
uando en referencia a lo compleja, ardua y sujeta a innumerables avatares que ha resultado una determinada tarea, se establece una comparación que, por más que se la califique de “odiosa”, suele ser oportuna e incluso inevitable, suele citarse “El parto de los montes” o aludir a las “obras de la Sagrada Familia”, como referencia ineludible a la hora de aclarar cuan largo y penoso ha sido el proceso en cuestión. Pues bien, es  muy posible que en el futuro y por lo que respecta a los miembros de la actual Junta, el modelo a elegir para efectuar la comparación, se el proceso de puesta en marcha de Bola de Set.

Si, como se dice, para muestra basta un botón, será suficiciente añadir que el reportaje “Ja fa 600 dies” tenía como cifra inicial “200 dies”, y se fue transformando paulatinamente en 300, 400 y 500 hasta recalar en el definitivo 600, no sin antes superar situaciones que nos hicieron sospechar más de una vez que el verdadero título del reportaje sería: “Nueva Junta: hola y adiós”.

Pero esto, afortunadamente, ya es historia, y lo cierto es que nuestra revista es un hecho, la tenemos en nuestras manos y estamos plenamente convencidos de que va a cumplir con creces los objetivos fijados.

¿Cuáles son estos objetivos? Son no solamente dar un servicio a los socios del Club, a la entidad que los acoge y a la Ciudad en la que se ubica, sino convertirse también en un vehículo con el que acercarnos a quienes todavía no nos conocen y a los que tienen un contacto esporádico o un conocimiento superficial e inexacto de lo mucho que este Club está en condiciones de ofrecer.

¿Cómo va a ser Bola de Set?, Abierta, plural, bilingüe, informativa y de opinión. ¿Cómo esperamos que, por añadidura sea? Amena, interesante y… y leída. Sí, leída y no abandonada tras un repaso superficial e incompleto, como suele ser habitual que ocurra en este tipo de publicaciones. Y leída, además, más allá de las fronteras intangibles del Club o, incluso, de la Ciudad.

Y para comprobar que ello es así y no simples intenciones y ser plenamente conscientes de lo que pretendemos conseguir, de adonde queremos llegar y cuales son los medios que vamos a utilizar para llegar al objetivo final, un gran club plenamente integrado en la Ciudad, bastará con leer los diversos artículos, reportajes y noticias que conforman este primer ejemplar; que de forma quizás limitada, incompleta y ciertamente todavía muy inexperta, marcan nuestra manera de hacer las cosas.

Verá el lector que lo de “abierta y plural” no son meras palabras porque –y ahí va otro botón de muestra- el artículo de Josep M. Monsó, claro, rotundo y no exento de sentido del humor, pone en el picota al mismísimo director de la revista, que poco podía imaginar, cuando le encargó un artículo para la sección “El color del maldito cristal”, que lo iba a citar en él y no precisamente para cubrirlo de elogios. Pero como lo cortés no quita lo valiente, el artículo, tal como se concibió, aparece junto con los demás defendiendo una manera de analizar las cosas tan respetable como las demás.

También comprobará el lector que los Poderes más o menos fácticos que tutelan o dirigen Instalación y Club tienen estas páginas a su disposición para contarnos lo que van a hacer y cómo lo quieren hacer. Como las tienen los socios, bien por medio de colaboraciones o a través de la sección, “Desfoga’t!”, que es el título que daremos a la habitual de “Cartas al Director”, para expresar sus opiniones sobre cualquier tema que relacionado más o menos directamente con el Club, consideren oportuno tratar.

En esta vertiente informativa el Alcalde de L’Hospitalet, Celestino Corbacho, mantiene un extenso, cordial y muy interesante diálogo con nuestros redactores, en una entrevista en la que contesta a todas las preguntas con una claridad, contundencia y falta de prejuicios que ya quisiéramos encontrar en otras entrevistas, propias o ajenas.

Que Bola de Set es bilingüe es tan evidente que no precisa mayor comentario, quizás tan sólo matizar que lo es tanto por ser un fiel reflejo de la Sociedad en la que aparece, como por facilitar a cada persona el instrumento idóneo con el que expresar de la forma más precisa posible aquello que pretende decir.

Y, finalmente, que es “de opinión” y que esta opinión será independiente, seria y responsable, esperamos que lo pueda comprobar el lector no solamente en este número sino en cualquiera de los sucesivos. Pero para que el ejemplar que hoy presentamos con tanta ilusión no sea flor de un día, será preciso que aquellos que tan generosamente nos han apoyado sean conscientes de que el esfuerzo, el suyo y el nuestro, vale la pena, y que los socios, lectores o simples simpatizantes de este proyecto que hoy sale a la luz, se sientan involucrados en él.


No hay comentarios:

Publicar un comentario