jueves, 10 de marzo de 2016

Recorridos de Ida y Vuelta

TRAYECTOS PREFERIDOS. BARCELONA, 1951-1957
 
Los recorridos favoritos se deciden en función de los lugares por los que se prefiere pasar, en detrimento de otros que agradan menos, aunque no siempre sea así ya que gustos y prioridades cambian con el paso del tiempo o las circunstancias.
 
No son trayectos que se hagan durante unos días o incluso unos meses; sino durante años y son propios de la necesidad de ir al Colegio, al Instituto, la Universidad o el lugar de Trabajo. Se recorren, a pie o en silla de ruedas, según los casos, por obligación, no por "pasear". No suelen ser muy largos, que hagan casi imprescindible utilizar un medio de transporte, pero si lo suficiente para dar pie a poder escoger entre diferentes rutas, que alivien de la monotonía de hacer el mismo o parecido durante mucho tiempo, o que permitan decidirse por la más rápida si llueve o se han pegado las sábanas y no se quiere llegar tarde al lugar de destino.

Como es lógico son recorridos de ida y vuelta; Casa-Colegio, Casa-Trabajo, etc y empiezan en la infancia, pasan por todas las edades hasta llegar a aquella en que los recorridos se convierten en paseos y el punto de llegada es el que se desee en el momento de salir.

MI PRIMER TRAYECTO SERÁ EL QUE HICE DURANTE MIS AÑOS DE BACHILLERATO EN BARCELONA:
De mi casa, en el nº 133 de la calle Aribau, hasta el Instituto Jaime Balmes, en Consejo de Ciento-Via Layetana.


Extremo superior izquierdo, punto de partida, C/Aribau 133 (entre Rosellón y Córcega). Extremo inferior derecho, Cruce Consejo de Ciento-Vía Layetana. El rombo, abajo a la izquierda, es la Plaza del Dr.Letamendi (Aragón-Enrique Granados). A la derecha la calle vertical más ancha es el Paseo de Gracia.

La "Ruta" escogida para ir de un lugar a otro será la base del trabajo que haga sobre el tema, pues lo que estoy escribiendo es el anuncio de dicho trabajo.
Las rutas preferidas las marcaba el tiempo de que disponía para ir o volver, el tiempo climatológico que hacía y la preferencia por ir por unas calles u otras en función de los lugares por los que pasaba, fueran cines, comercios, tiendas o edificios. En determinada época, mi interés me hizo pasar por sitios concretos, aunque me supusiera desviarme del perfecto cuadrado de manzanas del Eixample que incluía salida y llegada. Fue la época de coleccionar folletos de Agencias de Viajes que, afortunadamente conservo.

De lo que recuerde o conserve en forma documental iré dando constancia, tanto por el deseo espontáneo de hacerlo, como el adquirido a través de páginas del Facebook o de blogs, como Amics de Barcelofilia, La Barcelona d'abans, d'avui i de sempre y de quienes colaboran en ellas o tienen las suyas personales, a través de fotos, documentos o comentarios.

En el próximo trabajo el detalle de las diferentes rutas, las primeras de las cuales no fueron voluntarias porque me llevaba y me iba a buscar mi hermana. Dos o tres meses más tarde mis padres ya me dejaron ir y volver sólo y a partir de ahí pude escoger la ruta, aunque si no recuerdo mal, no fue hasta un curso o dos después que volví habitualmente solo porque prefería hacer todo el trayecto solo, sin la compañía de algún compañero que tenía parte del recorrido común.

No hay comentarios:

Publicar un comentario